Now Playing Tracks

Quiero estar contigo.

no sé, sólo quiero poder verte a los ojos y decirte cuánto me gustas… quiero mirarte detenidamente y observar cada detalle de tu cara, decirte lo mucho que me gustan tus ojos y tu mirada, poder tocarte y besar tus labios… quiero sentirte junto a mí, poder abrazarte y no dejarte ir… quedarme dormida a tu lado, abrazándote, sintiendo que te protejo… quiero despertar y ver que sigues ahí, acariciar tu cabello y sentir que los músculos de tu cara se mueven al sonreír
quiero estar siempre para ti, que cuando tengas un mal día tengas la confianza de decirme lo que pasa, para poder abrazarte y besarte la frente diciendo que todo va a estar bien
quiero ver tu alegría, tu enojo, tu depresión, tu ansiedad
quiero conocer cada parte de ti para poder entender cómo es que eres una persona tan increíble
quiero saber quién eres, quiero entender lo que piensas, lo que sientes, lo que te imaginas
quiero saber cada reacción tuya a las cosas y entender el por qué
quiero ser parte de tu sonrisa, de tu felicidad
no sé
no sé cómo funcionan las cosas o por qué
pero quiero estar contigo todo el tiempo que pueda

Today

Entré en un estado en el que simplemente dejé de moverme. Escuché con atención todo mi alrededor. Pude escuchar y sentir claramente mi palpitar desde mi pecho hasta mis manos, mi cuello, mi cintura. Pude percibir cada sonido que se generaba; el teclear de las personas, el sonido de las cortinas cuando alguien jala de su cadena para levantarlas, las bolsas de comida que mis compañeros movían o trataban de abrir, una que otra lata de soda con su sonido al dejar salir todo el gas, las conversaciones de los empleados, el rechinido de las sillas, el abrir y cerrar de los cajones…

No me pude mover, ni emitir un sonido, sólo podía respirar y percibir mi alrededor, ya ni siquiera estaba parpadeando por alguna extraña razón.

awch

A veces ni siquiera es amor por el otro, sino amor propio. Orgullo y necesidad de ganar: ¿Quién se cree que es…? ¿Cómo se atreve a echarme? La inmadurez también puede reflejarse en el sentido de posesión: “Es mío” o “No quiero jugar con mi juguete, pero es mío y no lo presto”. Muchas veces no es la tristeza de la pérdida lo que genera la desesperación, sino quién echó a quién. Si se obtiene nuevamente el control, la revancha no se hace esperar: “Cambie de opinión. Realmente no te quiero”. Ganador absoluto.

Me suena…

Los malos perdedores en el amor son una bomba de tiempo. Cuando el otro se sale de su control o se aleja afectivamente, las estrategias de recuperación no tienen límites ni consideraciones; todo es válido. La rabieta puede incluir cualquier recurso, con tal de impedir el abandono. El fin justifica los medios.

To Tumblr, Love Pixel Union